MEDITACIÓN

MEDITACIÓN

¿Por qué meditar? La meditación es un estado mental al que se llega cuando la mente se ha entrenado de forma adecuada utilizando ciertos métodos o procedimientos de forma regular. Estos métodos o procedimientos varían de una tradición a otra y reciben el nombre de prácticas de meditación.

Cuando se practica meditación de forma regular se modifica la estructura biológica del cerebro; por un lado aumenta la materia gris en cietas zonas mejorando la concentración, la memoria, la capacidad de aprendizaje y la toma de decisiones, y por otro lado, disminuye el tamaño de la amígdala y al hacerlo, también lo hacen el miedo, el estrés y la ansiedad.

Cuando hay constancia en la práctica de meditación, el cerebro comienza a generar ondas tipo gamma, que se asocian a altos niveles de concentración y aumentan la inteligencia, la compasión, la empatía, el autocontrol y producen un sentimiento de felicidad generalizado.

A su vez, la meditación reduce el riesgo de padecer enfermedades mentales y cardiovasculares en la edad adulta.

En general las prácticas de meditación siguen un proceso particular, tienen principios definidos y otorgan resultados que pueden ser verificados. Cuando se mantiene regularidad en la práctica, la mente se vuelve más clara y silenciosa, el subconsciente libera conocimiento escondido que permite un mejor entendimiento de la vida, el ego poco a poco es erradicado hasta que se alcanza el estado de meditación y finalmente la Súper-Conciencia o las fuerzas intuitivas son liberadas, llevándonos a una vida de sabiduría y paz.